------
---

 

Montepío oficial de la Filá

Seguramente data desde el albor de los tiempos de la filà, aunque recordamos que antiguamente se llamaba "Passar el Punt" (1929-30), y nos lo ha contado nuestro joven Francisco Miró Sanfrancisco, casi nonagenario con una memoria impresionante: Expresión caída en desuso y referida a la cotización de los hoy llamados Montepíos. La costumbre era que antes de las doce del mediodía de los domingos se reunían todos los Sargentos de les filaes en la plaza de España. Al sonar las doce campanadas todos marchaban con dirección a la Filà para iniciar la "Passá del Punt". Con esta sana costumbre se hacía ir "als festers" al local social y además se obtenían las cotizaciones de la fulla, que ascendían a 57 pesetas anuales.

El Punt era una peseta semanal, y cinco pesetas de la Creuà que se cobraban el Día del Descans. El falto del Punt era de diez céntimos. Si una persona acreditaba sobradamente las dificultades económicas del momento, la Junta Directiva le aplicaba la medida de gracia, cobrándole solo 25 pesetas de "Punt anual", más las consiguientes cinco pesetas de la Creuà.

Posteriormente siguió en activo y sigue, siendo la base de cotización de muchos dels festers de la filà Magenta. No sabemos porque la tradición de los martes, aunque nos gustaría saberlo, ya que pasamos de reunirnos los domingos a complicado día de martes, segundo laboral de la semana. Así que el resto de días estamos molidos y con sueño, pero esta tradición resulta difícil de cambiar, pese a las sugerencias, intentos y posibilidades que ofrece el viernes.

Montepío 'Penya els monos'

Su historia se remonta a los años de la post-guerra, pero no sabemos si con anterioridad llegó a existir. También se cuenta por los veteranos de la filà que estaba compuesta por socios protectores y que entre sus miembros estaban las siguientes personas: Ángel Pérez Mora, Francisco Mora Coloma "Palelo", Mario Iborra "Machote", Roberto Sirera y José Colomina "Jeep".

Los mismos y al son de unas melodías de la revista "La Blanca Doble", pusieron letra a estas líneas musicales, las cuales decían: "Una penya de monos s'ha fet / la composen xicots molt formals / cuant agafen alguns el pet / en la Plaça de Dins pujen a un fanal.

Y de ahí viene que durante muchos años en Echegaray, nuestro recordado local social, existía en un rincón de la misma un dibujo humorístico donde aparecía un mono sujeto a un farol de la popular plazoleta alcoiana

Montepío 'Peña conformista'

Aunque estamos en tareas de investigación, queremos dejarla patente, porque todavía se conservan en la filà unas viejas ollas de guisar donde figura grabado el nombre de esta Peña. También sabemos que el San Jorge de Peresejo, que preside nuestra filà tuvo que ver algo con ellos. Y data de 1969.

Montepío 'Penya La barra'

El motivo fue que ibamos todos los martes a la filà, sita en la calle San Jorge, recién estrenada, y nos apetecía poder hablar de fiesta y también de otras cosas del día a día. Había mucha gente que prefería jugar a cartas, entonces a nosotros nos apetecía ponernos en un rincón de la barra y allí de "plantiíllo" nos hacíamos el vermut, al mismo tiempo que hablábamos o contábamos chistes, pasando la velada. Poco a poco, esto se convertiría en costumbre e irían uniéndose otros compañeros, hasta que un buen día se nos ocurrio que podríamos hacer un montepío que fuese diferente a los demás, ya que se trataba de poner todas las semanas una cuota fija -todos por igual-, no muy grande, pero a fondo perdido, para en fiestas poder hacer algún evento: vermut, cena o comida. Cuando quisimos darnos cuenta ya éramos doce individuos de pleno derecho y fue entonces cuando se nos ocurrió que podríamos hacer una "Entraeta", ya que estábamos formados por el número ideal para hacer una sola escuadra. El primer año que tuvimos la ocasión de que la filà nos diese una no lo pensamos y después de una buena cena nos subimos a la "Font Redona", encendimos un buen habano y al son de una marcha mora bajamos por San Nicolás, pues aunque entonces aun era la calle ancha, no cabíamos de satisfacción. Lo pasamos estupendamente, y disfrutamos mucho por lo cual decidimos poner unas normas para el futuro, las cuales serían las de mantener siempre el mismo número de socios que sería de doce, y para que alguien pudiese entrar en el Montepío tenía que darse de baja otro, con la esperanza de que el año que las fechas nos lo permitiesen haríamos otra "Entraeta". En caso de no poderla hacer continuamos con la cuota hasta que se pueda, y hasta la actualidad continua vigente. Pues bien, esta es nuestra pequeña historia que a la broma tine más de 30 años de historia. P.A.C.

Esta Peña se fundó en el año 1981, siendo sus primeros componentes Paco Albero y Javier Pérez, ambos miembros de la filà Magenta.
Montepío 'Beduinos arruinats'

Este montepío nació allá por el año 1983, aunque en sus albores se llamó "Penya Maricóns" y estaba compuesto por la gente joven de aquellos años. Hoy todos, felizmente cuarentones, y algunos con hijos bastante creciditos.

En sus inicios fueron pocos los miembros de este colectivo, quizás no superaban el número de quince, pero actualmente están rondando los cuarenta miembros, convirtiéndose en una nutrida mesa de los martes festeros. Desde siempre, y bajo el empeño de Rigoberto Gisbert, han reivindicado el nombre de los Beduinos.

 

De aquella primera "Entraeta" organizada en 1985 poco o nada se conserva, ni tan siquiera una foto. Pero sabemos que se desfiló con la Música Nova (banda reducida con treinta músicos) y reforzada con ocho metales de Onil o Castalla. Y se interpretaron las marchas moras de Exodo, tan codiciada por aquellos años. Y en su solapa lucieron un pequeño detalle hecho con lana color magenta y adquirido en el comercio de Pedro Novella de la calle San Francisco.

 

Todavía se recuerda en la filà aquel coche "Citroen dos caballos" que fue cortado y hecho descapotable en las fiestas de 1983. Durante muchos años, los componentes de los Beduinos participaron activamente en las Olletas del Mig Any y del día dels Musics. La primera cuenta bancaria de este montepío estuvo situado en la oficina de la Caja de Ahorros Provincial de Alicante, que estaba ubicada en los antiguos locales de la telefónica de la Plaza de España.

 

Muchas "Entraetas" se han hecho, y todas felizmente realizadas, y también almuerzos en la Venta Nadal y otros lugares. Pero tradicionalmente celebran con entusiasmo "El dinar del día dels descans", que comenzó celebrándose en la casita de la Sarga de Arques -con vestida de festers incluida y baño en la piscina-, y posteriormente pasó a la Font Roja, donde el famoso coche descapotable hizo de las suyas. Ya con el tiempo se decidió que los restaurante eran mucho mas confortables, sobre todo los días de lluvia.

 

J.J.G.C.

Hoy el Montepío sigue vivo con más de 25 años de historia a sus espaldas.. Es un grupo de grandes amigos de todas las edades dispuestos como siempre a contribuir dignamente a los fines de la Filá Magenta y por extensión de la Fiesta de Moros y Cristianos de Alcoy.
Montepío 'El meu xicont'

Podriamos decir que son un grupo surgido del colectivo dels "Beduinos Arruinats" y que se fundó en 1992. Estando compuesto por catorce festeros de la filà Magenta, actualmente el número de ellos puede considerarse una cifra tabú: TRECE. Entre sus ocupaciones y curiosidades destacar que suelen asistir a los partidos del Collao, así como organizar alguna "Entraeta" y Ensayos.

Montepío 'El amic'
Todo empieza un martes de finales de marzo del 2005, la ilusión por la Capitanía que ostenta nuestra Filà (la Magenta) y el buen ambiente que se ha creado entre nosotros meses atrás, nos hace pensar en la idea de crear un montepío. Un montepío para crear ambiente en la filà, para poder juntarse con los amigos, para poder hacer una "entraeta" en Abril… Martes tras martes, siempre en la Filà, se va puliendo esa idea hasta que toma forma. Tras insultos y discusiones (siempre amistosas) se llega a la conclusión de bautizar al montepío como "Montepío Poc Ambient". Su origen "conflictivo" parte desde años anteriores, en que no éramos un grupo tan compacto como el de ahora y estábamos un poco más separados. En definitiva, una frase que se repetía años atrás y que Raúl Carcelén nos la hizo aborrecer día tras día. Una característica a destacar en el montepío, es que todo el dinero que se ingrese será a "fondo perdido", es decir, que nadie sacará dinero particularmente, todo irá hacia un fin.
Otra es que el montepío está compuesto por menos de una veintena de amigos, con la idea de hacer uno o dos escuadras en la "entraeta", o porqué no, para poder hacer una Escuadra de Negros algún día, no? Van pasando los martes y entre Marchas Moras, el Montepío, la Magenta y demás, sufren el golpe más duro que podría haber pasado, nuestro amigo y magentero Sergio Martínez, uno de los pilares del grupo, nos deja a causa de un desgraciado accidente de Tráfico. La fiesta se entristece, pero para contrarrestar el duro golpe, el Montepío se crece y se une más que nunca, la familia, querida por todos, es partícipe de nuestra unión y el grupo aumenta. De golpe todos los objetivos del Montepío cambian de dirección y se centran en nuestro amigo. El primer paso fue sustituir el nombre del montepío, trabajo duro ya que todos teníamos en la cabeza a Sergio. Después de muchas charlas entre amigos se decide nombrar a este como MONTEPÍO "L'AMIC", nombre actual. El segundo, fue hacer algo que nos recordará a Sergio, y que mejor cosa, que hacer una Marcha Mora en su nombre. El montepío, los amigos y la familia, se vuelcan en la idea, y meses después se hace realidad, se crea una Marcha Mora titulada SERGIO MARTÍNEZ y que compone Rafael Mullor Grau. Actualmente y para terminar, el montepío sigue su curso, siempre unido, con ideas jóvenes y frescas, que harán que nosotros, la filà, la fiesta y claro está Sergio, puedan disfrutarlo.